Los poderes de la Luna Negra

Updated: Feb 4

Significado trascendental de la luna negra

En la época preindustrial, los seres humanos estaban en profunda sintonía con los ciclos de vida tanto dentro de sí mismos como en todas las demás energías de la vida. Las comunidades indígenas de todo el mundo desarrollaron una gran sabiduría y prosperaron no solo respetando, sino también utilizando los dones de los ciclos de la naturaleza.


Más tarde, en nombre de la civilización y a través de la religión organizada, los que vivían las formas de vida naturales y sus ciclos fueron declarados bárbaros e incluso servidores del demonio. Comunidades indígenas completas fueron diezmadas o esclavizadas y sus formas de vida aniquiladas. Los espíritus de la Tierra, las Estrellas, los Animales, las Plantas, los Elementos y otras energías que una vez fueron veneradas, se les consideraron que eran inferiores y estaban bajo el dominio de los hombres. Los humanos olvidaron progresivamente que somos naturaleza y hemos estado luchando contra los ciclos naturales en nosotros mismos y en todo lo demás.


Las consecuencias de que los humanos no sigamos el ciclo natural de la vida y la maduración se pueden ver fácilmente en estos ejemplos: muchos sufren trastornos mentales y físicos porque su vida se centra en un área, mientras que todas las demás se descuidan. Muchos exigen que los niños se comporten como adultos mientras que los adultos se comportan como niños no tomando responsabilidad completa por sus vidas, emociones y acciones.


No obstante, la naturaleza continúa, moviéndose y evolucionando a través de ciclos y ofreciéndonos el regalo de sintonizarnos con estos ritmos naturales de vida que traen sanación y equilibrio. Uno de los ciclos más poderosos de la naturaleza es el de la luna. El ciclo de las fases lunares se repite cada 29,5 días mientras la luna gira alrededor de la tierra y la tierra alrededor del sol. Cada una de las ocho fases de la luna aporta una energía diferente que nos enseña sobre nuestros propios ciclos naturales.


La Luna Nueva es el comienzo del ciclo lunar. Dentro del ciclo de la luna nueva, hay dos noches en las que la luna está en completa conjunción con el sol y la tierra, y no es visible a simple vista. Esto se conoce como la Luna Negra. Las sociedades antiguas de todo el mundo veneraban la oscuridad tanto como la luz. La noche, el invierno, el solsticio de invierno y la luna oscura fueron honrados como tiempos en los que las viejas formas de vida morían dando paso a una regeneración.


Las mujeres sabias -más tarde llamadas brujas- de todo el mundo, celebraron ceremonias sagradas en la Luna Negra. En estas ceremonias las mujeres se nutrían en el útero de la oscuridad, viajando a las profundidades de su inconsciente, donde las verdades sobre los patrones y motivaciones reales detrás de sus acciones, eran reveladas, sanadas y transformadas. A través de estos consistentes círculos ceremoniales sagrados, las mujeres alcanzaron altos niveles de conciencia y sabiduría. Sus poderes curativos sobrepasaron las barreras del tiempo, espacio y forma. Pero a medida que estas mujeres sabias fueron demonizadas y la caza de brujas se expandió, estas ceremonias sagradas de la luna negra se perdieron durante siglos.


Durante las últimas décadas, a medida que las mujeres comenzaron a recuperar su sentido de sí mismas y de poder, ha habido un resurgimiento de las ceremonias lunares, y la mayoría se centra en la luna llena, que representa la luz. Para muchas persiste el miedo a la oscuridad, ya que es difícil disipar las asociaciones demoníacas que se le atribuyen. Una práctica que puede ayudarnos a trascender esos miedos es entrar en estas ceremonias sagradas conectándonos con las energías arquetípicas de las poderosas diosas de la oscuridad.


Diosas de la oscuridad

Los diferentes poderes de la obscuridad tomaron forma en las diosas que antiguas comunidades veneraban y a las cuales pedían guía, protección y ayuda, para iniciar al proceso sagrado que hoy llamamos enfrentar nuestra sombra.

Estas diosas siguen siendo la encarnación de las energías mágicas de la oscuridad, y sus arquetipos son de una ayuda invaluable para que podamos ver con claridad, incluso en la oscuridad más profunda.


Los seres humanos están constantemente llamados a diferentes procesos espirituales y de maduración que son impulsados y ayudados por los ciclos naturales de la oscuridad. Estos están representados en los distintos arquetipos de las diosas que podemos invocar para obtener su sabiduría y hacer de este un viaje exitoso. Las principales diosas que supervisan estos viajes de iniciación son:


Nix: la diosa griega de la oscuridad. Ella era uno de las diosas primordiales y se creía que incluso Zeus temía su poder. Nix es la diosa que te ayuda a traspasar los velos del misterio sobre tu futuro. Hay momentos en que las semillas que contienen tu futuro están dormidas, y no hay otro recurso más que permanecer en la oscuridad hasta que los velos comiencen a levantarse y te revelen una nueva dirección y los primeros pasos a dar. Puedes llamar a Nix para que te regale su fe inamovible, ya que ella sabe que después de la oscuridad siempre hay luz y todos los secretos se revelan.


Hécate: la diosa griega de las encrucijadas, la noche, la magia y la luna. Los poderes de Hécate se pueden invocar cuando estás atrapada entre el mundo que ya no es suficiente para ti y la nueva vida que tu corazón desea. Hécate te mostrará los pensamientos, sentimientos, creencias y acciones que has estado eligiendo, y cómo estos están conectados tanto con la vida que estás quieres dejar ir, como con la vida que tus deseos inconscientes están llamando a manifestarse. Hécate también te ayudará a liberar tus apegos a estos patrones trayendo paz y alineación entre tu mente y corazón.


Kali: la diosa hindú de la liberación y la revolución. Se puede llamar a la valiente y feroz Kali para que te ayude a romper tu apego a tu vieja historia, especialmente si te has visto a ti misma como una víctima de otras personas o circunstancias. Kali puede darte la fuerza para romper tus lazos con las formas familiares de relacionarte con otros que te han esclavizado cuando te rindes al miedo de establecer límites apropiados. El abrazar el poder implacable de Kali, te ayudara a reclamar tu poder y a liberarte de tu miedo a lo que los demás piensen de ti. Kali está aquí para ayudarte a ver y destruir las falsedades en la historia que te has creado, para que tu yo auténtico pueda brillar e iluminar al mundo.


Lilith: Su nombre significa Monstruo Nocturno y no es reconocida como una diosa sino como un demonio en el folclore judío mesopotámico. La demonización de Lilith es una advertencia para que las mujeres estén al servicio de sus esposos. Sin embargo, Lilith es una diosa poderosa y su poder es el de la independencia. Según el mito, ella fue la primera esposa de Adán y se impuso a las demandas irracionales de su marido. Cansada de las peleas, dejó a su esposo y Dios envió a tres ángeles para obligarla a regresar y someterse a Adán, pero ella no se sometió a Adán, ni a los ángeles ... ni a las exigencias de Dios. Lilith se negó a ser dominada y está aquí para enseñarte que nadie puede realmente impedirte elegir la libertad, crecer, aprender, explorar, y ser quien realmente eres. Pídele su poder y valentía para liberarte del miedo de ser demonizada por ser autentica y completamente quien eres y vivir la vida que deseas.


Renacimiento de las ceremonias de la luna oscura para reconectarnos y recuperar nuestro poder


Como mujeres, estamos naturalmente inclinadas al proceso de plantar semillas, nutrirlas y fomentar una nueva vida. Pero sin una intención y dirección clara nuestras semillas no pueden echar raíces. La Luna Negra nos ayuda a eliminar todo lo que evitará que las semillas se conviertan en árboles. Este es el momento de dejar ir lo que ya no nos sirve, de liberación y de sanación para preparar el terreno sagrado donde florecerá lo nuevo.


Las ceremonias para honrar la oscuridad están resurgiendo a medida que muchas de nosotras nos estamos reconectando, abrazando y reclamando nuestras raíces ancestrales. Cuando nos tomamos el tiempo para entrar en ceremonia sagrada, el poder colectivo de nuestras energías conjuntas, y el poder de la luna negra, ayudan a sanar nuestro miedo a la oscuridad ya que este es nuestro poder femenino de desintegración de lo viejo y regeneración.


Cada mes la Luna Negra te invita a escuchar el llamado de tu ser interior, a encontrar y abrazar cualquier parte de ti mismo que haya sido repudiada para poder sobrevivir. Es un llamado a liberar patrones de pensamientos, sentimientos y acciones que te mantienen en cautiverio. Es un llamado a ser completamente quién eres y a pararte firmemente en tu poder. ¿Escucharas esta llamada?



0 comments